013 Reencarnación

febrero 14, 2008

Reconozco que me gané a pulso el reencarnarme en lo que ahora soy. Sabía que podía ocurrir y no hice nada para evitarlo. Siempre había pensado que si al morir me reencarnaba no iba a recordar  absolutamente nada de mi vida anterior y que, por tanto, no tenía porque preocuparme. Pero estaba muy equivocado. Ahora comprendo que el castigo por mi mala conducta no ha sido tanto el haberme reencarnado en chucho callejero como el no poder contar a estos humanos que me patean cuando me acerco a olisquear a sus perras, que un día yo fui uno de ellos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s