006 La rueda

diciembre 19, 2007

Siete, ocho, nueve, diez, once, doce…. Definitivamente, ser rueda no es nada divertido. A menudo, como ahora, me entretengo contando los trazos blancos de la línea discontinua. No me puedo quejar ya que al menos yo puedo hacer algo. Mi homóloga del lado derecho lo tiene más crudo, la pobre, pues la mayor parte del tiempo rueda junto al arcén. Cuando me canso de contar juego a adivinar el color del trazo que se aproxima: blanco, negro, blanco, negro… Parece fácil pero la gracia está en no equivocarse cuando de repente, sin previo aviso, viene un tramo con línea continua •

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: