004 Padrenuestro

diciembre 15, 2007

De pequeño me atormentaba la idea de que mis culpas no fueran nunca perdonadas. “Perdona nuestras culpas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”, rezaba cada noche al acostarme. Pero cuanto más intentaba olvidar aquellas primeras deudas menos lo conseguía. Se trataba sólo de cromos o canicas que algún compañero se negaba a devolver pero, en el fondo, eran deudas. Con el tiempo descubrí que eso de perdonar deudas no es algo tan habitual entre mis congéneres. Ahora duermo más tranquilo, convencido de que el Ser supremo habrá tenido que bajar el listón para poder perdonar las culpas a alguien •

Anuncios

Una respuesta to “004 Padrenuestro”

  1. Montse said

    Cuànta raó tens!!!
    Perdonar no és l’exercici que més es practiqui.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: